Así se juega la Segunda División temporada 2018

Domingo, 1 Abril, 2018 - 18:08

Un renovado y competitivo Torneo de la Segunda División Profesional es el que se pondrá en juego en la temporada 2018, tras cambiarse el formato de realización, el cual, generará mayores beneficios a los clubes participantes. La estructura será en dos etapas: Clasificación y Play-off, para definir al campeón del certamen y nuevo inquilino de la Primera División.

Este nuevo formato consiste en que, jugadas las 30 fechas oficiales (ida y vuelta), los equipos que se ubiquen entre los siete primeros lugares de la tabla de posiciones, pasarán a jugar una liguilla para definir al campeón.

El equipo que se ubique en el primer lugar –al final de las 30 fechas– accederá directamente a la semifinal, mientras que el segundo enfrentará al sétimo, el tercero chocará con el sexto y el cuarto con el quinto, en la etapa de cuartos de final.

Estas llaves se jugarán en encuentros de ida y vuelta, y en caso de producirse un empate en ambos enfrentamientos, el clasificado se definirá por la diferencia de goles obtenida (mayor). Y, de persistir el empate en los goles, accederá a la siguiente fase el equipo mejor ubicado en la tabla de posiciones de la etapa de clasificación.

Tras esta liguilla de cuartos de final, los equipos clasificados jugarán las semifinales –también en juegos de ida y vuelta–  y los dos mejores llegarán hasta la gran final, la cual definirá al campeón de la temporada.

En tanto, la estructura estará dividida de la siguiente manera, el club que se ubique en el primer lugar de la tabla de posiciones, en semifinales, jugará contra el ganador del cuarto y quinto lugar. Y, la otra llave, se conformará entre los ganadores del segundo y sétimo, y el tercero con sexto lugar.

Asimismo, los equipos que culminen en los dos últimos lugares de la tabla de posiciones al finalizar las 30 jornadas, descenderán a la Copa Perú automáticamente.

Finalmente, gracias a este nuevo formato, el torneo de Segunda División Profesional será más atractivo por los beneficios que generará, como: Competitividad, Ingresos, Exposición Positiva de los clubes y torneo, Juego Limpio y Brand Equity (valor de marca).

 

Oficina de Comunicaciones ADFP-SD / Jair Acosta Ulloa